¿Cómo medir la frescura del huevo?

¿Quién no ha dudado alguna vez sobre si consumir o no un alimento al no saber si se encontraba en buen estado? No cometamos ninguna locura. En estas situaciones, más vale ser precavidos y mirar por el bien de nuestra salud. Los huevos suelen ser uno de los productos que más usamos en la cocina de forma diaria, así que, aprender a determinar su frescura nos puede sacar de más de un apuro. Ya verás que las claves se encuentran en el aspecto de la propia cáscara, yema y clara. A continuación, te vamos a explicar todo lo necesario para distinguir cómo de fresco está nuestro huevo.

Detecta un huevo fresco a simple vista

Podemos medir la frescura de nuestro huevo con una primera impresión, incluso antes de abrirlo. Si está en perfecto estado, el huevo debe presentar las siguientes características: una cáscara brillante, resistente y limpia. ¿Cumple tu huevo con esta descripción? Entonces, lo más probable es que se encuentre bien y haya sido puesto por una gallina sana y joven.

Es decir, simplemente evaluando el exterior del huevo, podemos intuir si se trata de un producto fresco o, por el contrario, de un alimento pasado.

Usa tu oído para medir la frescura de un huevo

Otra posibilidad para adivinar cómo está el huevo es mediante el sonido. Cógelo con tu mano y agítalo. Si en su interior se escucha un sonido raro, similar a un chapoteo, no es buena señal.

Comprueba la frescura del huevo una vez abierto

Si no estamos aún seguros de la frescura de nuestro huevo y queremos ir más allá, es el momento de romper el huevo y salir de dudas.

Fijémonos en la yema, ¿qué pinta tiene la amarilla de huevo?:

  • ¿La yema es espesa y se sitúa en el centro de manera compacta? Nuestro huevo es fresco.
  • ¿La yema es plana y se mueve hacia los lados? Nuestro huevo está pasado.

Ahora toca explicar qué aspecto debe presentar la clara de un huevo en buen estado:

  • La clara debe ser transparente.
  • La clara no tiene manchas verdosas u oscuras (puede tener hongos y/o bacterias).
  • La clara es gelatinosa.
  • Por supuesto, la clara no cuenta con “elementos extraños”.

Truco de la abuela para medir la frescura de tu huevo

huevos fresco

Seguro que todos hemos oído el truco casero de meter un huevo en un vaso o taza de agua fría para comprobar su estado: si se hunde, es fresco; si flota, está malo.

Cuando introducimos el huevo en este tipo de recipiente, pueden ocurrir tres casos distintos que nos indican tres situaciones diferentes:

  • Primer caso: Nuestro huevo se hunde totalmente, de manera obvia y horizontal. Si esto es lo que pasa, podemos estar tranquilos, el huevo se mantiene claramente fresco y no debería presentar ninguna señal extraña.
  • Segundo caso: Nuestro huevo se hunde, aunque tiende a flotar, alzando su parte superior. El huevo se encuentra en buen estado, pero está empezando a envejecer. Puedes consumirlo, no obstante, sería conveniente que lo hicieras cuanto antes.
  • Tercer caso: Nuestro huevo flota sin lugar a dudas y está en posición vertical. Esto muestra que el huevo está pasado. Te recomendaríamos no comerlo, aunque lo que acabamos de contarte no quiere decir directamente que esté podrido. Si esto sucede, ábrelo, verifica su aspecto y huélelo. En caso de que se encuentre en proceso de putrefacción, nuestro olfato lo percibirá.

Sorprendentemente, este método que hemos oído por parte de nuestros mayores no es ninguna tontería. Este truco para medir la frescura del huevo tiene una explicación científica. Si deseas descubrir cuál es, no te olvides de leer nuestro post ¿Por qué un huevo fresco se hunde o flota en el agua?. En él, también te decimos qué causa el mal olor de un huevo podrido.

¿Qué puede ocurrir si has comido un hueco pasado?

Todas estas indicaciones deben ser tomadas en cuenta, porque podrías sufrir varias consecuencias negativas para tu salud si consumieras un huevo que no estuviera fresco. Desde urticaria, granos y rojeces en la piel hasta diarrea, salmonella o listeria. ¿Esta advertencia llega tarde y ya te has comido un huevo pasado? Lo mejor es que, si te encuentras mal, acudas a un médico. Pero en Cómo saber si un huevo está caducado te ofrecemos algunos consejos para esta situación.

Esperamos haberte ayudado a descubrir si tu huevo está en buen estado y a medir su frescura.