Huevo con dos yemas: todo lo que necesitas saber

¿Existen los huevos con dos yemas? Sí, y es posible que te topes con ellos en más de una ocasión, sobre todo, en los huevos camperos y comprados directamente al productor. Pero, ¿cómo sucede? Para entender cómo puede llegar a un plato o a una sartén un huevo con dos yemas, lo principal es comprender el proceso a través del cuál se forma un huevo.

Por qué algunos huevos tienen dos yemas

Comprender el proceso a través del cuál se forman los huevos es entender el proceso de ovulación de las gallinas. Las yemas, que se producen en los folículos del ovario a partir de los nutrientes ingeridos por las gallinas, una vez formadas se desplazan por los oviductos, los conductos que conectan los ovarios con el útero. En ese trayecto que va desde el oviducto hasta el útero es donde se forma la clara y, cuando llega al útero, se conforma a su alrededor la cáscara del huevo, la estructura sólida que le protege.

onder ortel k5fwyunhqk unsplash
Onder Ortel © Unplash

Este es el viaje que hace cada uno de los huevos y en el que se forma cada una de las partes del mismo. Normalmente, los huevos cuentan con una única yema, pero hay algunas excepciones en las que se aparece más de una. Los huevos con dos yemas suelen darse en gallinas jóvenes que no cuentan todavía con un ciclo de producción sincronizado, en gallinas más mayores que están llegando al final de su ciclo reproductivo, o en gallinas sobrealimentadas, esto lo explica Miguel Ángel Lurueña, divulgador y doctor en Ciencia y Tecnología de los Alimentos en el diario El País y en Salud sin Bulos.

Este fenómeno suele darse cuando por una doble ovulación simultánea, o bien, porque una yema previa se haya quedado obstruida en el oviducto. Es en ese momento, cuando ambas yemas llegan al útero cuando se produce una doble ovulación haciendo que el nuevo huevo que se forma encapsule las dos yemas. Como curiosidad hay que mencionar que estos huevos pueden ser fecundados y nacer del mismo huevo dos pollitos, aunque la dificultad de que llegue a término el nacimiento doble suele ser complicado.

¿Se puede comer un huevo con dos yemas?

Por supuesto. Aunque encontrar huevos de dos yemas es poco común su consumo humano es totalmente seguro, puesto que son igual de comestibles que los de una sola yema. El consumo de este producto no supone ningún tipo de riesgo para la salud y la única diferencia que se puede encontrar con el resto de huevos es que su cascarón es mucho más frágil porque abarca algo más del volumen habitual. De hecho, como curiosidad, hay que mencionar que estos huevos con dos yemas cuentan con niveles más altos de vitamina A y colina, puesto que en un mismo huevo se consume menos clara y más yema. Esa es la única diferencia.

the creative exchange m9egtzrbk a unsplash
The Creative Exchange © Unsplash

Cómo saber si un huevo tiene dos yemas

Debido a la fragilidad extra de los huevos con dos yemas, es poco habitual encontrarlos en las tiendas. A simple vista, estos huevos se diferencian especialmente en el peso y en el tamaño. Suelen ser huevos más alargados y un poquito más grandes que los huevos normales.

Difícilmente se encuentran en los supermercados y suelen darse con más facilidad cuando se compran los huevos a productores de forma directa. Esto es así porque, en algunos casos, al ser huevos que pesan más de lo habitual, se clasifican y separan por separado por considerarse “anómalos” -que no defectuosos o peligrosos-. Incluso, en el extranjero, estos huevos con dos yemas se comercializan a parte por ser más valorados.