Cómo saber si un huevo está caducado

Los huevos representan parte importante de la dieta de cada persona en el mundo. Pero, ¿cómo detectar la caducidad de huevos? En este artículo te daremos unas excelentes recomendaciones para testear la caducidad de los huevos para que puedas disfrutar de su frescura y nutrientes en todo momento.

Métodos para saber si un huevo está malo

Cabe destacar que cuando hablamos de caducidad de huevos nos referimos a la fecha límite donde el huevo de consumo humano comienza a perder sus propiedades físicas y nutricionales, aunque su consumo sigue siendo seguro.  

Entonces, ¿cómo puedes detectar la caducidad de huevos? Para eso, te dejamos unas recomendaciones y guías que te ayudarán a conocer el estado de tus huevos.

Evaluar el exterior del huevo

Al observar un huevo no caducado, verás una cáscara resistente, limpia y brillante. Esto indicará que ese huevo proviene de una gallina joven, sana y muy bien alimentada.

Evaluar el interior del huevo

Para conocer si un huevo ha caducado o no, puedes observar dos cosas: Primero, la densidad que tenga el albumen o clara, el cual no será de un huevo caduco si, al verter el huevo en un sartén o plato, observas que se mantiene recogido, es decir, que no se abra demasiado por el plato o sartén. Segundo, al observar la capacidad de pigmentación que tenga su yema; es decir, cuando cocinas el huevo, que persista el color amarillo en el plato.

La prueba del agua fría

Toma el huevo y sumérgelo en un recipiente con agua fría. Presta atención a la posición del huevo. Si se queda en el fondo del recipiente en forma horizontal, quiere decir que la caducidad del huevo no ha llegado. Por su parte, si el huevo flota en posición horizontal, entonces está caduco y no se recomienda su consumo.

prueba del agua fría

Cómo saber si los huevos caducados siguen siendo buenos para comer

En primer lugar, para saber si la caducidad del huevo no le ha afectado hasta el punto de que sí se puede consumir, debes aplicar la sugerencia del Instituto de Estudios del Huevo. Según sus estudios, un huevo puede consumirse hasta 28 días después de su puesta. Por eso, debes observar en la caja del huevo su fecha de consumo preferente. Es allí que, aunque hayan pasado muchos días, verás si siguen conservando sus propiedades y nutrientes.

De este modo, aunado con los métodos descritos en el subtítulo anterior, podrás detectar la caducidad de huevos para consumo humano y tomar la decisión si prepararlo o desecharlos. Pero, ¿qué sentirías si has comido un huevo caducado? Veamos.

Qué te puede pasar si te comes un huevo caducado

Si has comido huevos caducados entonces sentirás malestar estomacal, diarrea, náuseas, vómitos, fiebre o escalofríos. Por esa razón, es importante aprender a detectar la caducidad de huevos con las sugerencias que te hemos dejado en este post. Pero, ¿qué se puede hacer en caso de haber ingerido un huevo caducado?

Qué hacer si has comido un huevo caducado

A continuación te dejamos 5 recomendaciones para recuperarte rápidamente por comer huevos caducados:

  1. Bebe mucha agua y otros líquidos para mantener hidratado tu cuerpo.
  2. Evita tomar cafeína, ya que estas pueden irritar y sobre estimular el sistema digestivo, empeorando el malestar.
  3. Ingiere alimentos tostados o secos, que se digieren mejor y más rápido. No dejes de alimentarte, aunque no sientas deseos de comer.
  4. Descansa. No hagas ejercicio ni ninguna actividad que sea físicamente exigente.
  5. Si no mejoras, visita al médico.

En conclusión, evaluar la calidad de la cáscara, su dureza y brillo, además de que su interior cuente con una clara compacta y una yema altamente pigmentada, indicará que la caducidad del huevo no ha llegado. Además, recuerda que puedes aplicar la prueba del agua fría y, si flota en forma vertical, es hora de desecharlo.  Y, si te has intoxicado por comer huevos caducados, prueba con nuestras 5 recomendaciones y te recuperarás rápidamente.