Cómo se pelan mejor los huevos cocidos

Para muchos “cocinillas”, pelar un huevo duro puede suponer toda una odisea. Quizás te sea dificultoso despegar la cáscara del huevo sin llevarte gran parte de él en el proceso. O, tal vez, sepas cómo hacerlo fácilmente, pero necesites mucho tiempo para poder llevarlo a cabo. Puede que incluso te ocurran ambas cosas.

Sea cual sea tu problema con esta tarea, no te preocupes. Desde Cobardes y Gallinas te aseguramos que conseguirás dominar el arte de pelar huevos si lees atentamente el siguiente truco. A continuación, la solución a cómo se pelan mejor los huevos cocidos.

Una cocción correcta para pelar un huevo duro sin problemas

Que la cocción del huevo sea llevada a cabo de manera idónea es el primer paso para conseguir retirar su cáscara y no fallar en el intento. No debería ser una tarea muy laboriosa, posiblemente cocer un huevo sea lo más simple que se pueda hacer en la cocina. Aunque nunca están de más un par de apuntes para tener unos huevos duros perfectos y sin errores:

  • Utiliza huevos frescos.
  • Usa huevos medianos o grandes.
  • Es mejor que todos los huevos que vayas a cocer tengan el mismo tamaño.
  • Es preferible emplear ollas o cazos más pequeños que grandes (para evitar roturas).
  • No te quedes corto con el agua.
  • Introduce el huevo en el agua cuando esté caliente, pero antes de que empiece a hervir.
  • No metas el huevo en el agua caliente justo después de sacarlo de la nevera, debe estar a temperatura ambiente (el choque térmico podría resquebrajarlo).
  • Disminuye la potencia del calor una vez comience a ebullir el agua (si el huevo “bailase” demasiado en el agua, podría chocar dentro del utensilio que empleemos y romperse).
  • El tiempo de cocción del huevo debe ser de 10 a 15 minutos, nunca debe exceder esta duración.

Ahora que ya conoces cómo hervir huevos correctamente, toca pasar a la cuestión que nos trae hoy aquí: ¿Cómo se pelan?

La manera más fácil de pelar un huevo cocido

pelar huevo cocido

Por fin llega el momento crucial. Ya tenemos el huevo cocido, ¿pero estamos listos para desprendernos de la cáscara? La respuesta es sí, porque vamos a contarte cuál es la manera más sencilla, efectiva y rápida de pelar huevos duros. En menos de un minuto tendrás un huevo blanco y brillante en la palma de tu mano: 

Para agrietar tu huevo, cuando esté ya cocido, colócalo en una superficie dura en posición horizontal. Hazlo rodar hacia atrás y hacia delante. Cuando esté hecho todo un “mosaico”, comienza a pelar el huevo por la punta más grande. ¡No hace falta nada más! Con esto ya estará listo.

Un bote con agua: una manera alternativa de pelar huevos cocidos

Si por algún casual el método que te acabamos de decir no te funciona, no te preocupes. Te proponemos otro truco para pelar huevos cocidos. En esta ocasión, necesitarás tener a mano un tarro con tapa y algo de agua. ¿Lo tienes todo? Pues ya podemos comenzar a relatarte esta técnica, que te prometemos que es casi tan simple como la anterior:

Paso 1. Tras cocer el huevo, deja que éste se enfríe o enfríalo con hielo o agua. Es fundamental que el huevo no se encuentre caliente para que este truco funcione. 

Paso 2. Una vez esté frío, golpea el huevo ligeramente para resquebrajar su cáscara. 

Paso 3. Coge un bote o tarro que pueda ser cerrado e introduce un par de dedos de agua.

Paso 4. Mete el huevo en este recipiente y ciérralo.

Paso 5. Sacude el contenedor que hayas utilizado con el huevo dentro durante unos segundos.

Paso 6. Saca el huevo del bote cuando haya terminado de moverlo.

Paso 7. La cáscara se despegará prácticamente por sí sola.

¿Qué hacemos si no tenemos un tarro que pueda ser cubierto? Siempre puedes optar por usar un vaso o taza y cubrirlo como sea posible con la mano. Eso sí, probablemente se vierta algo de agua fuera cuando lo agites. 

Ya sabes cómo se pelan mejor los huevos cocidos. Esperamos que, con nuestra explicación, esta labor nunca más te suponga un problema. No olvides leer el resto de nuestras entradas para ampliar tus conocimientos sobre este producto.