Propiedades y beneficios de la yema del huevo

El huevo es uno de los alimentos preferidos para el desayuno o cualquier otra comida. Forma parte de la dieta normal de la persona promedio y contiene muchos nutrientes. Sin embargo, en estos últimos tiempos se ha popularizado el comer el huevo sin la yema, es decir consumir solo la clara; por lo que puede que te preguntes: ¿y la yema del huevo para qué sirve?

Lo cierto es que aunque la mayor cantidad de proteínas se encuentra en la clara, la yema posee numerosos minerales y vitaminas que resultan en gran beneficio para nuestro cuerpo. Es por esta razón que, a continuación, explicamos las propiedades y beneficios que aporta el consumo del huevo junto con la yema

Propiedades de la yema del huevo

La yema posee numerosas propiedades que son muy beneficiosas para la salud. A través de la yema el cuerpo obtiene vitaminas B, B12, K y D. También posee calcio, hierro, potasio, sodio y selenio. Otro de sus compuestos es la colina que ayuda en el crecimiento de las células y elimina las toxinas, también permite la contracción adecuada de los músculos y la memoria.

Por otra parte, la yema contiene zeaxantina y luteína las cuales protegen a la persona de los efectos radicales libres que ocasionan numerosas enfermedades. Además, posee lecitina, esta sustancia se conecta al colesterol y evita su propagación por todo el cuerpo. Así que consumir la yema, por lo menos tres veces en la semana, te dará  todos estos nutrientes.

Beneficios de la yema del huevo

yema opt

La yema del huevo sirve para aportar muchas propiedades a nuestro cuerpo, por lo que consumirla aporta numerosos beneficios. A continuación mostramos algunos de ellos:

  • La colina que contiene estimula la salud del cerebro. Muy adecuada para combatir el alzhéimer y la demencia. Además, en el embarazo esto contribuye a que el cerebro y el sistema nervioso del bebé se desarrollen adecuadamente.
  • El hierro evita la aparición de la anemia.
  • El zinc que aporta permite asimilar correctamente la insulina y que se logre la madurez durante el crecimiento.
  • El selenio que tiene la yema actúa como antioxidante.
  • El ácido fólico previene la espina bífida en el embarazo y fortalece el sistema nervioso central del feto.
  • Posee más proteínas que la clara.
  • Sus múltiples vitaminas y minerales ayudan a prevenir diversas enfermedades cardiovasculares.
  • La biotina que contiene protege la piel, evita la caída del cabello y mantiene las funciones del cuerpo.
  • Los carotenoides funcionan como antioxidantes naturales. Estos permiten que la piel se nutra, el cabello se fortalezca y disminuye las arrugas.
  • Ayuda a combatir la obesidad, ya que provee mayor saciedad y nutrientes con un mínimo aporte de calorías (75 calorías por unidad).

Formas de consumir la yema del huevo en las comidas

La manera de consumir la yema del huevo es muy extensa. Lo que te permite utilizar el huevo completo en múltiples recetas. El único detalle que siempre se debe tener en cuenta es que se debe cocer por completo. Al consumir el huevo bien cocido se podrá aprovechar al máximo sus nutrientes, y lo mejor es que no se correrá riesgo de contraer alguna enfermedad como la salmonella.

Por otra parte, la yema es un recurso excelente para la gastronomía, pues es muy versátil. Con esta se puede preparar sopas, pastas, canapés, cremas, ensaladas y muchas más. Además, el huevo completo resulta ser muy útil en las recetas de repostería.

En resumen, la yema del huevo sirve para un mejor funcionamiento del cuerpo, que se debe gracias a sus numerosos minerales y vitaminas. Su consumo durante el embarazo y a lo largo de la vida traerá muchos beneficios y ayuda a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y otras como el alzhéimer.