CALCULA EL PESO DE UNA YEMA DE HUEVO EN 1 MINUTO

Averigua rápidamente el peso de una yema de huevo con este simple truco

Seguro que alguna vez has necesitado cocinar una receta con yema de huevo y no has sabido cómo calcular su peso. Tranquilo, que no cunda el pánico. En este post, te indicaremos cómo lograrlo fácilmente. Además, también te vamos a informar sobre otros datos que quizás puedan interesarte sobre las yemas de huevo. 

Partes del huevo

Antes de empezar, como ya sabrás, los huevos están formados por tres elementos notablemente distintos: clara, yema y cáscara. Por norma general, estas partes se conforman de la siguiente manera:

  • Clara: 60%
  • Yema: 30%
  • Cáscara: 10%

Es decir, la yema constituye casi un tercio del total de un huevo. Con esta información ya podemos conocer su peso.

¿Cuánto pesa una yema de huevo?

No todos los huevos pesan lo mismo, sin embargo, existe una forma sencilla de averiguar el peso de su núcleo. Tal vez lo hayas podido deducir por el dato anterior, estamos ante una ecuación matemática poco complicada. El truco no es otro que multiplicar el peso total del huevo por 0,3

Ejemplo: Si el huevo que vamos a usar pesa un total de 50g, la yema pesaría aproximadamente 15g (50g · 0,3 = 15g).

¿Cómo separar la parte amarilla del resto del huevo?

peso yema

Está claro que, si estás leyendo un texto sobre el peso concreto de una yema, probablemente tengas que trabajar con esta parte del huevo individualmente. Ahora toca plantearse la siguiente cuestión: ¿cómo se separa la yema de la clara que la rodea? La verdad es que existen varios modos de conseguirlo, pero aquí vamos a mostrarte una técnica bastante fácil de extraer el centro del huevo. Sólo necesitarás una botella de plástico vacía (y, evidentemente, limpia). Te lo explicamos paso por paso:

  1. Casca el huevo que vayas a utilizar y deposítalo en la superficie que escojas.
  2. Toma la botella que tienes preparada.
  3. Coloca la boca de la botella sobre la yema del huevo.
  4. Aprieta la botella y ésta succionará la yema.
  5. Aparta la botella con cuidado de que no se derrame la yema.
  6. Pon la boca de la botella apuntando hacia el recipiente donde desees dejar la yema hasta que ésta caiga.

No obstante, si este método no te convence, siempre puedes comprar un separador de claras. Otra posible opción para retirar la yema del huevo es una cuchara: coge la cuchara, pesca la yema y ya estaría listo.

Beneficios de la yema de huevo

En los últimos tiempos, se ha puesto de moda comer huevos sin yema, consumiendo únicamente la clara. Pero no debemos olvidar todos los beneficios que la yema por separado nos puede aportar:

  • Es muy nutritiva.
  • Aviva nuestra salud cerebral y ayuda a la memoria, siendo beneficiosa contra enfermedades como el alzheimer o la demencia.
  • Es favorable para nuestra salud ocular.
  • Previene problemas cardiovasculares.
  • Posee muy pocas calorías, aunque sacia.
  • Protege frente a la aparición de anemia.
  • Evita que el colesterol se propague gracias a la lecitina.
  • Mejora la asimilación de la insulina.
  • Fortalece el pelo y previene su caída.
  • Nutre la piel.
  • Etc.

Si quieres conocer más en profundidad las ventajas de la yema del huevo, te recomendamos nuestro artículo Propiedades y beneficios de la yema del huevo

Componentes del núcleo del huevo

La yema es la parte más nutritiva del huevo, contiene la mitad de sus proteínas (lipoproteínas, lipovitelina, fosfovitina, etc.). En ella, encontramos las vitaminas A, B, B6, B12, D, E y K. Destacamos que el huevo se trata de uno de los pocos alimentos que cuentan con vitamina D de manera natural. Además, la yema posee potasio, hierro, bioteina, calcio, colina, lecitina, zeaxantina, luteína, sodio, zinc, fósforo, potasio, selenio… También tiene un alto contenido en grasas insaturadas y es baja en colesterol.


En definitiva, consumir yemas de huevos es algo muy positivo para nuestra salud. Esperamos haber solucionado tus dudas. Ya conoces cómo calcular el peso de una yema de huevo, pero siempre puedes seguir informándote sobre este nutritivo alimento leyendo otros posts de Cobardes y Gallinas.