Cuántos huevos debe comer un niño

El huevo es un alimento sano y saludable, pero como en la mayoría de ellos, depende de la cantidad y de qué lo acompañemos. A pesar de que se considera que no es recomendable consumir huevo con frecuencia, los últimos estudios apuntan a que no existe una relación única entre comer huevo con frecuencia y tener un elevado nivel de colesterol en sangre. En el caso de los niños, además, surge la duda de cuántos huevos debe comer un niño y cuándo comenzar a dárselo.

EL PERFIL NUTRICIONAL DEL HUEVO

El huevo es uno de los alimentos de origen animal más recomendable que se puede introducir en una dieta equilibrada, especialmente en el caso de los niños. Contiene proteínas de alto valor biológico -aporta aminoácidos necesarios para la síntesis de éstas, especialmente en las claras-. Aunque se asocia las yemas con la ingesta de grasas, tiene un perfil nutricional recomendable.

Además de grasas saturadas y polisaturadas saludables, comer huevo es una forma natural de incluir gran cantidad de minerales y vitaminas en el cuerpo. Por lo tanto, el foco sobre la alimentación de los niños se debe poner tanto en cuándo comenzar a dárselo como cuántos huevos debe comer un niño a la semana.

¿Cuándo recomiendan los pediatras iniciar a los niños en el consumo de huevos?

Tradicionalmente se ha considerado que antes del año sería contraproducente para los niños introducir el consumo de huevos en su alimentación. El motivo: que el menor desarrolle intolerancia al alimento. Sin embargo, los nuevos estudios científicos, así como la Asociación Española de Pediatría o la Sociedad Europea de Digestivo y Nutrición Infantil apuntan que se les debe iniciar desde los 6 meses a fin de identificar lo antes posible este tipo de intolerancias.

Eso sí, tampoco debe ser el primer alimento con el que complementemos la alimentación de biberones y cereales al pequeño, y respetando siempre el periodo de adaptación del organismo del menor a los nuevos alimentos -1 o 3 días entre alimentos nuevos-. Para ello, se recomienda unir desde el principio clara y yema, y no sólo la yema, y molerlo en el puré una vez cocido o en forma de tortilla francesa, con poco aceite.

¿Cuántos huevos debe comer un niño a la semana?

Tal y como apuntan los pediatras, no existe un número exacto de cuántos huevos debe comer un niño a la semana, sino que se ha de priorizar que en todo momento su dieta sea lo más equilibrada posible. Esto no tiene por qué implicar dar un huevo cada dos o tres días, o que sea un consumo diario, incluido en sus numerosas recetas con huevo.

Es más, no pasa nada si el niño consumo varios días a la semana huevo mientras no sea su única fuente de proteína. En este sentido, lo ideal es variar y equilibrar las diversas fuentes de nutrientes para fortalecer la salud de los niños, y no preocuparte tanto de cuántos huevos debe comer un niño.

cuántos huevos debe comer un niño

No hay que estresarse por si un niño come huevos dos días seguidos en tanto en cuanto el resto de la alimentación incluya un equilibrio adecuado de carnes, pescados, legumbres y verduras.

Ahora bien, para los bebés que están comenzando a probar nuevos alimentos, lo ideal según los pediatras sería que fueran un par de contactos a la semana, siempre con elaboraciones sencillas como tortillas o revueltos, pero con el huevo bien cocinado, no que quede medio crudo.

Cuál es la mejor forma para cocinar el huevo a un niño

Evidentemente, los niños también gustan de untar el pan en la yema. Ese placer no conoce de edades. Ahora bien, hay formas más saludables de ofrecer el huevo a los pequeños que mantienen esa consistencia de la yema y no aportan más grasas a su alimentación. Más allá de cuántos huevos debe comer un niño, vamos a ver cómo.

Lo más adecuado es que la cocción que se les ofrezca sea lo más saludable posible.

¿Qué tipo de elaboraciones serían entonces? Se aconseja el huevo duro, que es una de las formas más sanas de comer huevos con mayor regularidad, seguido por los huevos escalfados o las tortillas. En estas, importa menos si es francesa o española, mientras el aceite utilizado, en cantidades mínimas, sea de oliva sin refinar.

Hacer huevos a la plancha es la fórmula mágica para que no nos tengamos que preocupar de cuántos huevos debe comer un niño: sin grasas, con la textura adecuada y todos los nutrientes (aunque difícilmente con su puntilla).

Por otra parte, tampoco hay que obsesionarse con si el huevo debe estar completamente cuajado sino cuándo se consume (inmediatamente) para evitar cualquier riesgo de intoxicación alimentaria en los menores. Ante cualquier síntoma de intolerancia o intoxicación, se ha de abandonar la toma y acudir al centro médico.

En definitiva, el huevo se debe incluir en la alimentación equilibrada del niño. En relación a cuántos huevos debe comer un niño a la semana, dependerá más de cómo de saludable es su alimentación, priorizando elaboraciones sin grasas y variando las fuentes de proteínas.

1 comentario en «Cuántos huevos debe comer un niño»

Los comentarios están cerrados.